Un whisky acompañado de un pucho para observar la muerte

La noción del tiempo era algo que ya había perdido hace bastante. Cuando todo se va a la re mierda ya no te preocupas por nada. Aquella piba con la que saliste, la última merienda que tuviste con tus viejos, esa linda tarde con tu abuelo… todo eso se convierte en una simple historia que seguramente no podrás contar a nadie. Vivirás en el arrepentimiento preguntándote ¿Por qué no le dije a mi madre que la quiero cuando aún podía? ¿Por qué no hice aquel curso que tanto me interesaba? ¿Por qué fui tan cobarde y no me declare a la chica que me tenía como un loco? O ¿Por qué mierda no me compre aquel puto auto cuando aún existía un maldito sistema monetario? Tal vez vos no te hagas esas preguntas, pero yo, si. Cuando todo se va al recontra carajo solo pensas en lo que podrías haber hecho y como un pelotudo no hiciste. Pasarte horas frente a una computadora viendo memes, ver como gente tarada se queja en Twitter y arma quilombo por boludeces como un dibujito con tetas grandes o políticos haciendo propaganda con un virus… puras pelotudeces.

Pude haber estudiado idiomas, salir con mis amigos, tal vez pasar una linda noche con una dama bien salvaje, pero en vez de eso me pasé mi juventud frente a una puta pantalla LED. No es que este mal, pero tuve que haber sido más productivo y dedicarme a hacer todo aquello que no hice por ponerme excusas y enojarme con un mundo y su estúpida sociedad gobernada por gente poderosa con hambre de poder y comunidades sociales que usan temas serios para lucrarse o llamar la atención. ¿Pero ahora de que sirve todo eso? ¿de qué sirve lamentarme por ser un terrible boludo? ¿de qué me sirve contártelo? De nada. Porque muy probablemente lo que este escribiendo en esta bosta de cuadernito no sirva de nada. Bueno, cambiemos de tema, ¿dale? Te voy a contar la situación actual, aunque seguro nunca lo sabrás porque ya la palmaste. Una tarde los muertos se empezaron a levantar. Si, de una. Así como así. Los noticieros eran un circo, salían los cabecillas de todo el mundo de que una pandemia nos invadió, que cuarentena y otras mierdas… ¿saben para que sirvió? Para una rotunda mierda. Protocolos ridículos mal aplicados por el gobierno, excusas sin sentido, reproches a los ciudadanos cuando ellos mismos les inducían miedo al coeficiente colectivo creando una neurosis social tan rancia que daba arcadas y entre tantas vueltas, vacunitas que no servían de nada, una que otra muerte de un político muy conveniente para cierto partido y el error de hacerse los pijas, los cadáveres reanimados tomaron la tierra. ¿Qué, que como empezó esto? Ay, dios. Lo queres todo servido en bandeja de plata vos ¿no? Bueno, presta atención porque ahí va.

"Te voy a contar la situación actual, aunque seguro nunca lo sabrás porque ya la palmaste. Una tarde los muertos se empezaron a levantar. Si, de una. Así como así." #RelatosTDZ Clic para tuitear
Zonmbie dibujado por Sagainewha
Zonmbie dibujado por Sagainewha

La Primera Fase de la pandemia e infección fue que en algún lugar del lejano oriente un agente viral se empezó a propagar, al principio los infectados padecían de síntomas como fiebre y dolores musculares, dificultad respiratoria y un coma. Según los médicos esta enfermedad era letal, pero o mira casualidad, a los tres 3 días de infectarse (dependiendo del individuo podía ser hasta una semana) los síntomas desaparecían. La persona volvía a la normalidad. Curado como si nada. El primer caso fue ultra reconocido a nivel internacional (hubieran visto los canales religiosos… “¡LA MANO DE DIOS CURO A ESTE JOVEN!” o “!OH, MILAGRO DE NUESTRO SEÑOR!”, etc.). Imagínense lo hilarante cuando ese tipo curado de “milagro” en su casa mato a su esposa e hija con un hacha y después las desmembró para meterlas en el lavarropas (o lavadora dependiendo de donde chota seas). Nada se dijo del caso hasta un mes después que revelaron que el patógeno causaba una especie de psicosis, pero lo raro es que el huésped no perdía la cordura, no era como la rabia. No causaba una furia descontrolada, sino que lo volvía en una especie de asesino a sangre fría. Después de este suceso nada más se supo con respecto a las demás personas que fueron expuestas a aquel bichejo. El gobierno de ese tal país silencio por completo a todos los medios y sitios web. Aislaron el país a nivel global.

La Segunda Fase fue cuando estos casos empezaron a suceder en países asiáticos y europeos. Los mismos síntomas, la fiebre con los dolores, la recuperación milagrosa y después… ¡PUM! Una manda de locos con cuchillos y armas de fuego, matando y destruyendo sin importarles nada. ni siquiera su propia integridad física. Sin duda fue un fiestón.

Después llego la Tercera Fase. La cuarentena, el aislamiento, los protocolos de morondanga, los panfletitos de nuestros amigos dominantes, la vacuna inservible, el ascenso del crimen y claro los casos de los locos. En mi país (el cual sabrás cual es por mi precioso acento… no, no es Uruguay) fue un descontrol. Nunca estuvimos preparados, ni médica, ni política, ni policialmente. Nada. nuestro presidente fue un inútil que solo se aprovechó de la situación. Buscando pelea con otros países para hacerlos ver inferiores al nuestro (cuando el nuestro estaba hecho mierda por justamente los que lo manejan desde hace décadas). Disturbios, contagios, colapso medico (que de por si la medicina acá es una porquería a menos que tengas mucha plata y una buena obra social) los contagiados empezaron a hacer estragos. Mataban a los manifestantes o a la gente que iba de tranka por la calle. Ya no solo teníamos que lidiar con los motochorros, que de por si eran una plaga, si no ahora con una invasión vírica de psicópatas. Poco a poco, en internet se empezó a especular de que todo era un arma biológica o un virus artificial… y la verdad estoy de acuerdo. Conclusión, una bosta. Pero no termina ahí.

Final del sistema
Final del sistema

Les presento la Cuarta Fase damas y caballeros. Nadie entendía por qué, pero los que anteriormente eran ciudadanos convertidos en desquiciados sin ninguna razón empezaron a morir. Así sin más. Un bobaso y al piso. Como un saco de piedras. En un segundo poco a poco estos empezaron a caer desplomados sin vida. El mundo estaba que por poco y se volvían monjes. Pero imagínense como se pusieron cuando a las 3 horas (por cada Loquillo) sus cuerpos empezaban a reanimarse. Las morgues parecían una fiestichola de Halloween. Veías salir de las clínicas a los doctores gritando en pánico y a detrás de ellos a los tumbones aparecían los fiambres con el pecho todo abierto levantando las manitas para agarrarlos. Solo les faltaba ponerse a bailar Thriller. Y de ahí se desato el cataclismo. Los del primer mundo empezaron a cagar a bombazos sus propias ciudades. Era el Festival de Hanabi para los fanáticos de las nucleares. Chernóbyl era el Edén ahora comparado con Moscow. Y ahí termina. Ya tienen el orden cronológico de como todo se fue a la concha la lora. Era como si The Crazies y Diary of The Dead se fusionaran en nuestra realidad, el Romero era el jodido Nostradamus moderno. Puta madre, amaba sus películas. ¡Eso sí que era cine del bueno carajo!

"Pero imagínense como se pusieron cuando a las 3 horas (por cada Loquillo) sus cuerpos empezaban a reanimarse. Las morgues parecían una fiestichola de Halloween." #RelatosTDZ Clic para tuitear

¿Mi historia? Estaba en casa boludeando, preparado y esperando que todo colapsara. Mis padres ya estaban muertos ya que yo vivía solo y un enjambre de estas mierdas lograron entrar y se los morfaron como un ciruja se morfa un pan sacado de la basura. Escuche por mi teléfono a mi vieja pidiéndome ayuda a gritos y a mi viejo cagarse a ñapis con sus inesperados invitados. Al final solo pude quedarme escuchando como morían en agonía y desesperación, ya que por los putos protocolos de confinamiento no podía ni moverme de la esquina de mi cuadra. Mi viejo puteaba como el buen hincha del futbol que era y mi vieja solo dijo mi nombre hasta que la terminaron matando a mordiscos. Sin duda ese si fue un día de mierda. ¿si tenía novia? Nah, estaba más solo que un jubilado.

Mano de sagainewha
Mano de sagainewha

Cuando el sistema cayo y todos los servicios dejaron de funcionar, la gente empezó a intentar sobrevivir. ¿recuerdan las comunidades de mierda esas? Pues duraron nada, porque como dije solo usaban el nombre para lucrarse y victimizarse. La policía fue igual de inútil y el Presi intento escapar, pero vi desde mi terraza como el helicóptero se caía a la mierda. Fue hermoso, por cierto, era terrible tarado, al final que tus antecesores vinieran en barco no te sirvió de nada. Y como si fuera magia, todo se desvaneció y volvimos a los viejos tiempos, solo que ahora no hay ni sociedad, ni razas, ni gobiernos, ni infraestructura, ni nada. Solo calles muertas llenas de cuerpos putrefactos con muchas ganas de comerte hasta la garch… ups, cierto que hay que ser políticamente correcto en estos días. Ah, no… para, que ya no existen esos “estos días” pues sí, te querían comer hasta la garcha. Listo. Ahí tenes, ¡Censúrenme esta manga de putos!

Si te gustan los Zombies y los Apocalipsis. ¡Síguenos!

Me suelo preguntar si me estoy volviendo loco, pero no encuentro una respuesta a eso. ¿Un loco sabe que lo está? No lo sé. ¿Es consciente de su propia sanidad mental o para este mismo él es normal? No lo sé. ¿Seré yo este último caso? Ni la más putisima idea. He estado demasiado tiempo solo. Desde pibe. La falsedad ronda por todos lados, vas por ayuda y abusan de tu vulnerabilidad para quitarte, tanto los individuos como el sistema. Todos quieren un pedazo de vos y no de buena manera. No podés confiar, no podés dudar. Todos son unos carroñeros ventajeros hasta que los hechos demuestren lo contrario. Yo solo confiaba en mis viejos y ya no los tengo, me los arrebataron. Tal vez si me volví loco, desesperado por comunicarme con alguien usando un lápiz transmitiendo mis palabras a través de este cuadernito esperando que vos o alguien más lo vea algún día… o tal vez simplemente estoy demasiado borracho, esa también es una opción lógica.

¿Qué dónde estoy ahora? Actualmente me encuentro en una mansión abandonada (abandonada porque a sus dueños los usaron de merienda) y bastante lujosa debo decir. De dos pisos con una reja exterior con cerca eléctrica (aunque no funciona… ya saben, no hay luz y tampoco tengo un generador así que me tengo que joder… ¿que como llegue hasta acá? Nunca jugaste DayZ ¿no?) ventanales de vidrios gruesos y puertas a prueba de robos. Una maravilla de la construcción. Me encargue de reforzarla un poco con algunos tablones usando mis habilidades de carpintería aprendidas a las apuradas para que no me caguen destripando como cerdo en matadero, pero los ruidos atrajeron varios de esos fisuras demacrados y los tengo por poco tocándome timbre. Observar desde la ventana superior como sacuden los brazos y gimen como animales ahogados mientras te fumas un pucho y con un vaso de Whisky en el lluvioso invierno es buenísimo y si tenes un rifle con silenciador como el que yo conseguí, te pones a jugar tiro al blanco y es como el Duck Hunt pero sin el perro rompe bolas y con la diferencia de que estos mogólicos no vuelan. No saben, el zapallo les estalla de manera maravillosa, literal descubrí mi nueva religión.

"Te voy a contar la situación actual, aunque seguro nunca lo sabrás porque ya la palmaste. Una tarde los muertos se empezaron a levantar. Si, de una. Así como así." #RelatosTDZ Clic para tuitear

Me levanto a la mañana, les vuelo el casco a uno o dos, me tomo un café, como el almuerzo, leo un libro, me tomo un descanso, tomo la merienda, mando a cagar las cabezas de otros cuatro, sigo con el libro, lo dejo por ese día, me mando la cena, me quedo en la ventana observando el húmedo exterior y cuestionando todo lo anterior con un puchito en la boca y el líquido celestial dorado que me acompaña todas mis noches, me pongo un poco en pedo, mando a la concha de la lora el bocho de otro de esos wachos y me voy a apoyar la cabeza en la almohada. Así todos los días desde que todo se terminó, el día en que me di cuenta de que aun escribiendo esto y estar viendo la muerte en el portón de la casa de la cual me apodere, el único pajero que está realmente muerto… soy yo. Ahora si me disculpan, se ve vacío el vaso. Así que tarareando “What A Wonderful World” me lo voy a volver a llenar… esta va a ser una larga noche.

George A. Romero fumando
George A. Romero fumando

Dirigido para George A. Romero (1940-2017)

Este corto Relato es en honor a mi cineasta favorito. Un hombre que tenía una visión sobre el mundo única y que siempre, sin importar lo que dijeran, él llevaba a cabo las cosas tal cual él lo quería y lo plasmaba como él lo quería. Para muchos será un simple director de pelis de culto, pero para mí es mi mayor inspiración. Gracias a su cine tuvimos el nacimiento de increíbles franquicias de videojuegos como Resident Evil, Dead Rising o Zombi (tanto el original de 1986 basado en Dawn of The Dead de 1978 el cual fue el primer juego de Ubisoft como su increíble Reboot de 2012. Que por desgracia paso sin pena ni gloria). Creo un género del cual hoy en día es un fenómeno cultural en todo el mundo y el favorito de muchos.

Gracias por esas historias. No solo aquellas por las que te volviste famoso, si no por esas otras que solo los más cultos conocemos. Lástima jamás veremos tu guion de Resident Evil convertido en película porque es una joya, aunque el comercial Live Action para el RE2 fue genial.

Y por último, gracias por inspirarme a plasmar mi visión de las cosas sin importarme lo que dirán. Decidí crear ficción porque me gusta y nada más. Y esta primera historia (por simple que sea y aunque no sea la mejor, ya que recién estoy empezando) solo se la puedo dedicar a usted.

Dedicado también a David y Gema y mis demás colegas de TodoDeZombie, a mi Vieja que es lo más preciado que tengo y a Eddy que me apoya desde otro país. Gracias por darme ese empujoncito para poder hacer lo que me gusta.
sagainewha

sagainewha

Fanático del sub-género Zombie y de George A. Romero, más que nada de la era de los 60s a los 90s y de otros medios como literatura, cine/TV y videojuego.

Deja una respuesta

safeCreative - Derechos reservados
Los zombielovers acuden a Todo De Zombie
Seas zombielover o no, aquí usamos cookies propias y de terceros. ¿Para qué? Simple, para que tengas una buena experiencia de navegación, para que sepamos cuánta gente pasa por aquí (Analítica) y para que nuestros anuncios te molen más (Publicidad).