George A Romero: el creador del cine de zombies

George Romero con un zombie durante rodaje
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

En Dawn of the DeadZombie» en castellano), la secuela de la mítica —y primera— película de zombies La noche de los muertos vivientes, la trama comienza en unos estudios de televisión tan ajetreados como absurdos: los contertulios de un programa de televisión divagan sobre el origen de una pandemia de muertos vivientes sin tener ni cotejar información alguna. Los protagonistas de esta secuela sueñan con regresar a sus vidas, siendo las compras en los supermercados y grandes almacenes tipo Walmart lo que más echan de menos en su quimérico sueño por volver a la normalidad.

Mucho ha llovido desde que se estrenó la película en 1978, o quizás no tanto. La crisis sanitaria provocada por el coronavirus pone de relevancia el trabajo de George A. Romero (el padre del género zombie) y su visionaria forma de hacer cine.

Tras su fallecimiento en el verano de 2017, parece que el hueco dejado por el cineasta, ahora más que nunca, resulta del todo irremplazable.

Romero ya nos adelantó la época convulsa que íbamos a vivir con la entrada del nuevo siglo: fake news, líderes despóticos, consumismo excesivo, egolatría alimentada por las redes sociales; en definitiva, una sociedad cimentada en los pies de barro que conforma la inmediatez.

El director que elevó a los muertos vivientes a la categoría de arte, quizá nunca obtuvo todo el reconocimiento que debería. Siempre tuvo que lidiar con producciones independientes más próximas a la serie B que a las grandes producciones encorsetadas y listas para consumir que nos brinda —y nos sigue brindando— Hollywood año tras año.

Índice

    Biografía de George A. Romero

    Romero se crio en el siempre complicado barrio del Bronx, un lugar que a buen seguro le valió de inspiración para colocar como ¿héroes? de sus películas a personajes intrascendentes que intentan luchar contra el sistema establecido.

    En su película La tierra de los muertos vivientes se encontró con la negativa de la productora para que el prota fuese un actor afroamericano. Pero, su aguerrido carácter le permitió salirse con la suya y decidió que su actor, si no podía ser el bueno de la película, sería el líder de los zombies que lucharía por algo más que devorar cerebros: lo suyo era una revuelta en la que las clases sociales oprimidas (los zombies) tratan de hacerse un lugar en la sociedad norteamericana de la época.

    Lo que muchos no sabéis es que George A. Romero tiene una ascendencia de lo más variopinta, con orígenes lituanos y españoles. Uno de sus abuelos nació en España, según cuenta la leyenda en un pequeño pueblo de A Coruña. Su carácter hispano queda demostrado en la elección de algunos de sus personajes, pues también estuvo muy vinculado con Cuba, ya que parte de su familia emigró a la isla antes de instalarse definitivamente en Nueva York.

    Tras un fugaz matrimonio con su novia de toda la vida, Nancy, se volvió a casar con la actriz Christine Forrest la cual aparece en varias de sus películas. Pese a que la historia de amor volvió a fracasar tuvo con ella a sus hijos Andrew, Tina y George.

    Tras obtener la nacionalidad canadiense (un país del que estaba enamorado, posiblemente porque representaba lo opuesto a Estados Unidos) se casó con Suzanne Desrocher, la cual lo acompañó hasta el momento de su muerte provocada por un cáncer de pulmón.

    Filmografía de zombies

    La noche de los muertos vivientes fue su primera película tras coquetear desde niño con una pequeña cámara de 8mm. Fue una cinta de bajísimo presupuesto, rodada con tan solo 100.000 dólares, y que empleó como escenarios naturales la ciudad de Pittsburgh, a la que rindió homenaje ya que la trama transcurría en esa misma ubicación.

    La película se convirtió muy rápido en una obra de culto y recaudó la impresionante cifra de 30 millones de dólares. Como curiosidad hay que decir que el film nunca contó con derechos de propiedad intelectual debido a un despiste de su productora.

    Pese a que nunca en sus películas se ha hecho referencia al término «zombie» la película marcó un antes y un después en el género. Muchos espectadores descubrieron por primera vez lo que era un zombie pues, hasta ahora, esos seres monstruosos estaban vinculados a puntuales rituales realizados en remotas islas caribeñas.

    En 2007 incluso se atrevió con una vuelta de tuerca de su propia obra con Diary of the Dead, una comedia sobre el papel de los medios de comunicación que aunque transcurría en el mismo universo de las cintas anteriores, poco o nada tiene que ver con sus predecesoras.

    Pero más allá de eso, Romero empleó un género tan denostado como el del terror para hablar de otros temas más importantes, una excusa para diseccionar la sociedad consumista e hipócrita que estaba llevando al planeta por un camino del que nunca supimos regresar.

    Su impronta en productos actuales como The Walking Dead resulta evidente, sobre todo, en la forma de ahondar en la psicología de unos personajes que actuaban de forma extrema al ser empujados a situaciones límite.

    Entre sus películas de género zombie más destacadas encontramos:

    • Night of the Living Dead (1968)
    • Dawn of the Dead (1978)
    • Land of the Dead (2005)
    • Diary of the Dead (2007)
    • Creepshow (1982)
    • Dawn of the Dead (1979)
    • Survival of the Dead (2009)
    • Day of the Dead (1985)
    • The Dark Half (1993)
    • Two Evil Eyes (1990)

    Resident Evil

    Sus películas siempre han tenido un estilo rudo y directo, no en vano, pocas veces pudo encajar con las necesidades de los grandes estudios de cine, por lo que la filmación muchas veces debía de ser austera.

    Por ello, numerosas personas consideran a Romero como un maestro de la casquería y las vísceras: nada más lejos de la realidad. Su forma de dirigir a los actores, sus guiones y su velado mensaje crítico hacen del director una de las figuras más representativas e importantes del séptimo arte.

    Cuando la compañía de videojuegos Capcom fue consciente del éxito de su juego Resident Evil decidió pensar en Romero para crear un anuncio publicitario a nivel mundial que impulsara aún más las ventas. Romero contó con la nada desdeñable cifra de un millón de euros y comenzó una estrecha relación con Capcom.

    Años más tarde, la compañía decidió depositar en él la confianza para que escribiera el guion de una película basada en el juego. Los que han podido leer el libreto afirman que era muy fiel al estilo del director y que tenía ese poso de crítica social que lo acompañó durante toda su filmografía.

    Algunos directivos no quedaron muy contentos, pues ellos buscaban el entretenimiento puro y duro tan al estilo de la industria del momento; desconfiaron de entregar el proyecto a una persona que no pertenecía a la generación de los videojuegos. Lo demás es historia, Romero fue despedido y Resident Evil se filmó como un blockbuster palomitero centrado más en favorecer los planos de su protagonista Mila Jovovich. Del guion original solo queda alguna frase y la escena en la que los protagonistas se enfrentan a unos perros demoníacos.

    Otras películas

    Hay que decir que Romero realizó algunas mínimas incursiones fuera del género de los  muertos vivientes.

    Quizá la más recordada fue Creepshow (1982), una película de terror que adaptaba varios relatos de otro de los maestros del género como Stephen King. De hecho, años más tarde volvió a inspirarse en King para su película La mitad oscura (1995): un thriller psicológico sobre un escritor convertido en asesino en serie.

    George Romero y Stepehn King, con el cartel de fondo de CreepShow
    George Romero y Stepehn King, con el cartel de fondo de CreepShow

    En Monkey Shines (1988) realizó una nueva incursión fuera del fenómeno de los muertos vivientes y su saga de La noche de los muertos: un tetrapléjico recibe como regalo un mono al que se le ha dotado de una inteligencia casi humana. La mascota comienza a desarrollar unos sentimientos homicidas motivados por los celos de todo aquel que se acerca a su dueño.

    The Crazies 1973 fue otra película que no obtuvo el respaldo de la taquilla pero que años más tarde se convirtió en un objeto de deseo, hasta el punto que se hizo un remake en 2010.

    Recordando a George A. Romero

    Pasarán muchos años hasta que se reconozca todo lo que el bueno de Romero aportó al cine y la televisión actuales. George A. Romero trabajó en la gran parte de sus películas con el cineasta Tom Savini, responsable de los efectos especiales y maquillajes que daban vida a los zombies de sus películas. Entre ellos existía una gran amistad y complicidad sin la que las películas de Romero no hubieran alcanzado la trascendencia que conocemos.

    En honor a la verdad, disfrutó en vida de algunos galardones merecidos. La mencionada Monkey Shines recibió varios galardones.

    Especialmente ilusionantes fueron los reconocimientos a toda su carrera recibidos en el importante Festival de terror de Sitges y en el Scream Awards, en el que el premio fue entregado por Quentin Tarantino, el cual nunca ha escondido su devoción por uno de sus maestros.

    George A. Romero recibe el premio honorífico Sitges-Festival 2007

    El director siempre remarcaba que él era más que un director de género zombie. Reivindicaba que sus historias eran «historias humanas»; pero que las productoras se empeñaban en encargarle ese tipo de trabajos ya que, en estos casos: «El dinero manda».

    En el recuerdo siempre tendremos esos muertos vivientes humanizados de Romero como un reflejo satírico de los tiempos que vivimos. No se debe pasar por alto la especial sensibilidad que tenía para tratar temas que le interesaban —incluso llegando al tormento—. Para Romero, el ser humano había degenerado en una figura narcisista y sus zombies en nuestro reflejo.

    Su muerte llegó como él, sin hacer ruido, mientras escuchaba su banda sonora favorita, la de la película El hombre tranquilo. Pero su legado sigue vivo en sus películas y en los más de cuarenta guiones que escribió que nunca se llegarón a producir.

    Frases de George A. Romero

    En esta sección hemos querido recoger frases suyas que nos han acompañado de siempre como zombielovers, espero que os gusten. Si es así comentarlo más abajo.

    «Creo que fue Brad Pitt quien realmente mató al género.» George A. Romero. Clic para tuitear

    «The Walking Dead y Brad Pitt acabaron con el género zombie.»

    George A. Romero

    «En lo que a mí concierne, estoy feliz de esperar hasta que esa clase de zombies muera. En mis películas traté de dar un mensaje. No es acerca del gore, no es el elemento de horror que hay en ellas. Es más acerca de un mensaje para mí. Es lo que es, y estoy usando esta plataforma para mostrar lo que pienso y siento.»

    George A. Romero

    «Para mí, los zombies siempre han sido zombies. Siempre han sido como un cigarro. Cuando hice la primera La Noche de los Muertos Vivientes, se analizó y sobreanalizó muy desproporcionadamente. Los zombies fueron descritos como si representaran a la mayoría silenciosa de Nixon o lo que fuese. Pero nunca lo pensé de esa manera. Mis historias son sobre los humanos y cómo reaccionan, o no reaccionan, o reaccionan estúpidamente. Nos estoy señalando con el dedo, no hacia los zombies. Trato de respetar y simpatizar con los zombies tanto como me es posible.»

    George A. Romero
    «Mis zombies nunca se apoderarán del mundo porque necesito a los humanos. Son los humanos los que me desagradan, y son donde realmente está el problema.» George A. Romero. Clic para tuitear

    «Me gustaron las películas de ’28 días después’, pero no son zombies, no están muertos. No los están usando de la misma manera.»

    George A. Romero
    «Espero que un zombie aparezca pronto en 'Sesame Street', enseñando a los niños a contar.» George A. Romero. Clic para tuitear